AutoHebdoSport
0
WRC
El español de Hyundai salda su regreso con un resultado positivo

El piloto francés consigue su sexto triunfo en la cita lusa y deshace a su favor el empate a cinco que mantenía con el finlandés Markku Alén. Junto a Vincent Landais, también se convierte en el primero que repite en lo más alto del podio en este 2024.

Sébastien Ogier firma una victoria de récord en el Rallye de Portugal. El francés sigue actualizando los libros de historia, esta vez los de la cita lusa. El ocho veces campeón del mundo empezaba el fin de semana empatado a cinco triunfos con Markku Alén. Y esa igualada ha logrado romperla a su favor. El francés ya es el piloto más laureado en uno de los eventos más reputados del máximo certamen. Junto a Vincent Landais, completó la etapa del domingo igual que las otras dos anteriores, sin cometer el mínimo error. A pesar de todos los éxitos que acumula, el de Toyota terminó invadido por la emoción.

La tripulación #17 iniciaba el día decisivo sintiendo aún la presión de Ott Tänak y Martin Järveoja. Los cambios en las condiciones meteorológicas, con una niebla espesa en los primeros compases de la mañana, obligaban a ambos a equipos a mantener un nivel de concentración altísimo. Hubo un intercambio de golpes entre ellos, pero Ogier y Landais se negaron a ceder su liderato. Aplicando toda su experiencia, conservaron una renta pequeña pero gestionables sobre sus rivales. Los estonios, como consuelo, se llevaron siete puntos extra por ganar el Super Sunday y otros cuatro por su crono en el Power Stage.

El podio lo cerraron Thierry Neuville y Martijn Wydaeghe. En una cita que se presumía complicada para los belgas, que fueron los responsables de abrir carretera durante el viernes, han sacado buen rédito frente a sus contricantes más próximos en la clasificación del Campeonato del Mundo de Rallyes. Al botín que aseguraron ayer, los del Hyundai i20 N Rally1 #11 añaden seis unidades extra en el Super Sunday y un scratch en el tramo de bonificación. En el 'Italia-Cerdeña' volverán a ejercer de limpiadores de polvo en la jornada de apertura, pero sabiendo que disponen de un colchón de 24 puntos sobre sus perseguidores.

Adrien Fourmaux y Alexandre Coria ascendieron al cuarto lugar de la general con su Ford Puma Rally1. Los franceses, de nuevo cumpliendo con su papel de jefes de filas en el equipo M-Sport, aprovecharon la inestabilidad con la que amenecía el domingo para superar a Dani Sordo y Cándido Carrera. Los españoles saldaron la ronda de su regreso a la élite con un positivo quinto lugar. En la baja visibilidad de las primeras especiales del día no sintieron la confianza suficiente para atacar, por lo que decidieron no asumir riesgos excesivos que pusiesen en peligro los importantes puntos que habían reservado el sábado.

Elfyn Evans y Scott Martin, centrados desde el viernes en todos los puntos extra que ahora se ofertan en los domingos, remataron su fin de semana de pesadilla con un problema mecánico en la penúltima cronometrada. Un fallo en el sistema de refrigeración disparó la temperatura del motor de su Toyota GR Yaris Rally1. Los británicos encontraron una solución al percance, pero el tiempo que habían perdido era demasiado como para volver a la zona de puntos. Grégoire Munster y Louis Louka abandonaron en los últimos compases de la competición al quedarse su Ford Puma Rally1 enganchado en una cuneta.